jueves, 13 de junio de 2019

VENTANAS


Me gusta asomarme a la ventana, descubro siempre un mundo que, a veces, pasa desapercibido. 

Es curioso observar  la luz tamizada que llega a través de la ventana, y arroparme con una buena lectura mientras se atenua la luz cada día.

 
Hace poco leí un libro que me gustó mucho, ya os he hablado de él en esta entrada.
Sentí mucha ternura hacia la madre de la protagonista de la novela porque...

  "Mi madre huía por la ventana muchas veces al día. No sé dónde  iba o dónde le hubiera gustado ir, pero así mirando a través del cristal al descampado de enfrente -ni siquiera tenía un lugar bonito donde poner la vista- huía a cada rato..."



  " Eran huidas breves, pequeñas dosis de huída, tragos cortos de semi libertad, lo único que podía concederse, lo que tenía a mano.
   Una ventana y al otro lado la luna, las tres estrellas que las luces de la carretera no habían conseguido apagar, las ramas de las esqueléticas acacias moviéndose con el viento, remolinos de polvo, nubes de pequeños mosquitos, franjas de sol, la luz roja y morada del atardecer, la luna. Todo eso le servía de alimento, de punto de apoyo para escapar."



 "Así me aficioné yo también a las ventanas, a escaparme mirando y a proteger con codazos mis huidas."
 Primer Párrafo. Paloma Mozo San Juan

 


 Y termino con una frase  de una de mis escritoras favoritas y que le tengo un especial cariño.

“Nadie puede enjaular los ojos de una mujer que se acerca a una ventana, ni prohibirles que surquen el mun­do hasta confines ignotos.”

Carmen Martín Gaite 


36 comentarios:

  1. Han sido muchas las mujeres, sobre todo en tiempos pasados, las que han visto pasar la vida, su vida, "entre visillos".
    Evocadora y bella entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buen comentario, Juan. "Entre visillos" otra obra de mi admirada Martín Gaite.
      Besosssss

      Eliminar
  2. Las ventanas nos permiten soñar con otros mundos diferentes al que nos rodea.
    Nos permiten fugarnos, distraernos y volar con la imaginación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, Toro. Las ventanas es ese espacio abierto que permite vivir otras cosas.
      Besosss

      Eliminar
  3. Que lindas frases nos dejas ..no sé cual de ellas es más bella así pues me quedaré con todas y las tendré presentes ..Muy bonito letras e imágenes ..gracias amiga ..feliz noche .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, Campirela. Hay muchas frases evocadoras.
      Besoss

      Eliminar
  4. Me gustan las ventanas, a veces las fotografío, imagino vidas detrás de los cristales, tus ventanas me han parecido preciosas, con palabras para no olvidar. Te dejo un enlace de una entrada de mi blog en la que hable de lo que se ve por la ventana. https://presentaciones-ester.blogspot.com/2012/11/desde-mi-ventana.html
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Cierro la ventana y se apaga el futuro.
      Desde mi ventana veo el mundo que imagino y que mis ojos no pueden ver."

      Qué preciosidad, Ester. Tal cual. Tus palabras son la adecuadas.
      Gracias-
      Besoss

      Eliminar
  5. leí 'entre visillos' de carmen gaite. y también 'caperucita en manhattan', más moderna y juvenil.
    mirar por la ventanas me relaja. enfrente de mi casa hay un colegio. siempre se ve a niños jugando en el patio.
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena lectura, me dan ganas de volver a leerlo, je je je
      Un patio de cole, otro mundo.
      Besosss, Chema

      Eliminar
  6. Qué preciosidad de entrada... La ventanas son ese cielo que nos pertenece por imperativo legal.

    Todo muy bello, me ha encantado.

    Mil besitos con cariño y feliz noche ❤️

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Auro. Eso es, las ventanas nos pertenecen.
      Muy feliz noche.
      Besos

      Eliminar
  7. Qué bonito y qué auténtico Maite. Ese momento de evasión que se siente al acercarse a una ventana y traspasar los límites de ella es a veces reparador, otras inquietante, la mayoría, un nuevo mundo.

    Besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo depende de la mirada de quien se asoma a la ventana.
      Gracias, Margarita.
      Besos

      Eliminar
  8. ¡Las ventanas! Podrían hablar tanto de tantas mujeres privadas o no de libertad.
    Me alegra mucho coincidir también en tu gusto por C.M.Gaite. Siempre vuelvo a ella, a esa sencillez tan difícil de conseguir y a escritoras que traducía como Natalia Ginzburg.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Martín Gaite es una de mis escritoras favoritas. Me encantaba ir a verla cuando firmaba en la feria del libro.
      Besos, Isabel

      Eliminar
  9. Gracias por tu sensibilidad, Maite.
    Será porque tenemos gustos parecidos, no sé, pero has ido a escoger una parte del libro muy especial para mí.
    Y la frase de Carmen Martín Gaite, escritora que me encanta, es preciosa. Tu comentarista Isabel ha citado también a Natalia Ginzburg, otra de mis preferidas.
    Besos ventaneros!!
    Y más gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Paloma. Hay muchas páginas que me resultan evocadoras. Tengo subrayados muchos párrafos. Pero este de la madre y de la ventana me gustó especialmente.
      Muchos besossss

      Eliminar
  10. Las ventanas, esas que las mujeres abrimos con tanta facilidad, que nos llevan a mundos y lunas sin materia, pero que sentimos y nos dejan ensimismadas

    Precioso post. Por las ventanas, reales o no, que nos calman y nutren. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por las ventanas, Albada. ¡No sabría qué hacer sin asomarme a la ventana!
      Besosss

      Eliminar
  11. ¡¡Hola!! Qué blog tan chulo tienes, me uno a tus seguidores :)

    Las ventanas son muy inspiradoras... Y quien mira a través de ellas, nunca alcanzas a saber si lo hace con pena, nostalgia, esperanza o alegría. Solo es suyo el secreto.

    Un abrazo.
    Si te pasas por mi blog, estaré encantada de te quedes por allí también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Reina Lectora, Ahora mismo te visito.
      Besossss

      Eliminar
  12. Hola Maite, a mi me pasa lo que a la madre del libro que nos hablas y que voy a tener en cuenta, "no había visto esa entrada", creo que la imaginación es bonito alimentarla y así volar donde nos gustaría estar:), las ventanas son como la luna, compañeras de muchos de nuestros secretos y confidencias:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son compañeras de vida, me gusta mirar a través de ellas. Tanto de dentro afuera como de afuera adentro.
      Gracias, Pili, por tu visita.
      Besos

      Eliminar
  13. Mayte...qué bonitas palabras...me quedo especialmente con las últimas de Martín Gaite...es como un "escondite"...que al mismo tiempo resulta ser luminoso...lleno de posibilidades. Las imágenes escogidas también me gustan muchísimo. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida María, que alegría leerte.
      Me alegro que te guste esta entrada, una ventanita a mi mundo.
      Besos

      Eliminar
  14. En alguna otra ocasión ya he hablado de la pasión que yo he tenido siempre por las ventanas. Desde pequeña las he dibujado, de mayor las fotografío. Las de tu ilustración al post me encantan y el texto igual, una maravilla.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias, Manuela. Tu trabajo sobre las ventanas debe ser muy interesante-
    Feliz noche y muchos besos

    ResponderEliminar
  16. Como esa abuela que nos cuenta Paloma, también me escapo por la mía a veces, porque siento loo que dice Martín Gaite :)

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De tu ventana a la mía todo un universo por descubrir, Verónica.
      Miles de besos

      Eliminar
  17. Ahora mismo voy en tren...mirando por la ventana...
    : )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que hayas disfrutado de la mirada viajera, a veces tan rápida.
      Besosssss, Carmen

      Eliminar
  18. Cuando llegue a la montaña, el primer libro será el de Paloma.
    Con calma, me apetece mucho.
    De Carmen Martín Gaite tengo una entrada con el mismo fragmento, y la tercera imagen también coincide.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya queda poco,Rosa.
      He hablado tanto del libro, que se lo va a leer mi hija, y después mi madre...
      Besosssssss

      Eliminar