martes, 19 de septiembre de 2017

HOY ES MARTES...






Hoy también es martes.
En el peldaño
que roza las baldosas mojadas,
tomo un café tardío.

Esta noche dormí con desmesura,
como un niño de pecho.

La mesa está disminuida
por el agobio de miles de libros
y un par de tazas asombradas,
con restos de otras tardes.

El cuaderno de tapas usadas
se ofrece con soberbia
ante tanto desconcierto.

Mañana escribiré: -Llegó el otoño.

Eloísa Pardo (Pronto será oro el membrillero)


Plaza Mayor. Villanueva de los Infantes

sábado, 16 de septiembre de 2017

VENEZIA



Hace unos días, paseé  con Paul Newman de la mano por Venecia en el blog de Carmen.



Coincidía, por entonces,  que estaba leyendo un libro en el que parte de su historia acontecía también en esta preciosa ciudad italiana.


Gracias a la novela en cuestión, he descubierto algunas cosas que os contaré otro día. Me ha despertado una enorme curiosidad, y sin dudarlo, he realizado un pequeño viaje virtual que me ha encantado. 



" Dice la leyenda que todo lo que se habla sobre los puentes de Venecia al caer la noche -los secretos, las confesiones y las verdades- se acumula sobre los pilares que sustentan la ciudad, creando nuevos puentes en algún otro rincón del laberinto, fabricando infinitud. Son los secretos compartidos los que no dejan que Venecia se muera. Dicen también que, para quien sabe escuchar, el agua de la ciudad tiene mensajes. Hay quien los llama música." 

Agua cerrada de Alejandro Palomas




¡Feliz sábado!

jueves, 14 de septiembre de 2017

CUANDO TENGAS UN INSTANTE...




Cuando tengas un instante libre
léeme un poema largo,
cuando puedas llamarme
concédeme tres deseos,
baila conmingo una canción
antigua
y señálame el cielo alguna noche.




No te demores,
luego me envuelven
extrañezas. 

Ya te dije,
perdí la esperanza
y no desandaré caminos
para buscarla
entre olvidos.


Cuando tengas un minuto 
libre,
piénsame.

Eloísa Pardo Castro

(Pronto será oro el membrillero)


viernes, 8 de septiembre de 2017

8 DE SEPTIEMBRE



Cuando camino por las calles del centro de mi pueblo, con la tranquilidad y el paso del tiempo sosegado, observo y escucho las piedras de las históricas casas palaciegas, las fachadas señoriales coronadas por sus escudos y blasones mientras mi imaginación sobrevuela la memoria y pienso en todas las historias calladas o gritadas  que por allí acontecieron... 





Personajes ilustres anduvieron por esas calles. Uno de ellos fue Don Francisco de Quevedo y Villegas, gran poeta del Siglo de Oro  de nuestras letras.



En este convento vivió encerrado, enfermo  y desterrado sus últimos días. 
Quevedo había fallecido el 8 de septiembre de 1645 en Villanueva de los Infantes, concretamente en el Convento de Santo Domingo. 




 “Retirado en la paz de estos desiertos 
 con pocos pero doctos libros juntos 
 vivo en conversación con los difuntos
 y escucho con mis ojos a los muertos”.

   Francisco de Quevedo 

 

Torcido, desigual, blando y sonoro,
te resbalas secreto entre las flores,
hurtando la corriente a los calores,
cano en la espuma, y rubio como el oro.

En cristales dispensas tu tesoro,
Líquido plectro a rústicos amores,
y templando por cuerdas ruiseñores,
te ríes de crecer, con lo que lloro.

De vidrio en las lisonjas divertido,
gozoso vas al monte, y despeñado
espumoso encaneces con gemido.

No de otro modo el corazón cuitado,
a la prisión, al llanto se ha venido,
alegre, inadvertido y confiado.
Francisco de Quevedo
 




Feliz fin de semana



jueves, 7 de septiembre de 2017

HUERTO







Al aroma finísimo, un punto
empalagoso, de la flor
del saúco, la brisa de la tarde
orea el huertecillo. El agua viva
de la acequia regala su murmullo,
cuanto más simple, más hondura, como
querría uno transcurrir, casi
en silencio, con mucho cuidado.
Desde crío me ha tirado
la tierra, removerla, sembrar,
vivir al crecimiento, la recogida.
Regresar, regresar a ella, oírla.


Fermín Herrero




domingo, 3 de septiembre de 2017

PISTO MANCHEGO




INGREDIENTES: 6 Personas      


  • 2 kg de pimientos verdes carnosos
  • 1 kg de tomates rojos y maduros
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • una cucharadita de azúcar
  • 500 gr de magro de cerdo
En una cazuela se pone el aceite y cuando este caliente se fríe la carne  y se aparta.
En ese mismo aceite se echan los pimientos cortados en trocitos muy menudos y se pone a fuego fuerte.
Cuando empiecen a " bajar" o cambiar de color se añaden los tomates pelados y troceados también muy menudos. 
Se añade sal y azúcar (para corregir la acidez del tomate) y cuando empiece a cocer se deja a fuego medio-lento ,dando vueltas de vez en cuando para que no se pegue.Se sabe que ya esta cuando el aceite sobresalga por encima y este todo bien blandito (como  una hora a fuego lento) . Se prueba y si hace falta se rectifica de sal y azúcar.

*El pisto que cocino en casa lleva algún pimiento rojo que otro, me gusta más.


El primer fin de semana de septiembre, en mi pueblo, Villanueva de los Infantes, se celebra la fiesta del pimiento con un gran pisto. El año pasado batió el récord y este año estrena nueva sartén.


 
Un mayor número de raciones esperan cocinar para todas las personas que deseen saborear uno de los platos típicos de La Mancha.


Ayer por la tarde todos los voluntarios se reunieron para hacer la "cortá" del pimiento. Gracias a todos ellos la labor de picar esta hortaliza es llevadera, creo que se utilizan cerca de 2000 Kg de pimientos.


Como dicen por aquí: "una sartén  muy hermosa"



El tomate lo echan  "a espuertas", otra expresión típica de aquí.

Por favor, apártense, el pisto está listo y quema:



¡Qué aproveche!

Un fin de semana de folklore manchego, mercadillo y teatro cervantino. Lo hemos pasado genial.






"miserable y bien nacido que va dando pistos a su honra comiendo mal y a puerta cerrada". (2,44)  La gastronomía en £1 Quijote y la cocina manchega actual Isabel Fernández Morales.  El Toboso 

Imágenes tomadas de la red