domingo, 20 de agosto de 2017

EL CONTEMPLADO

De mirarte tanto y tanto,
de horizonte a la arena,
despacio,
del caracol al celaje,
brillo a brillo, pasmo a pasmo,
te he dado nombre; los ojos
te lo encontraron, mirándote.
Por las noches,
soñando que te miraba,
al abrigo de los párpados
maduró, sin yo saberlo,
este nombre tan redondo
que hoy me descendió a los labios.
Y lo dicen asombrados
de lo tarde que lo dicen.
¡Si era fatal el llamártelo!
¡Si antes de la voz, ya estaba
en el silencio tan claro!
¡Si tú has sido para mí,
desde el día
que mis ojos te estrenaron,
el contemplado, el constante
Contemplado!

Pedro Salinas




miércoles, 16 de agosto de 2017

POR FIN, EL MAR






Cuando me extiendo junto al mar,
existe el agua y su palpitación
y un cielo azul cuya profundidad
es demasiado grande para mí.

Sentir el mar, su lentitud viviente,
es la magnificencia y el olvido,
pero sentir la vida de los camaradas
en ser el camarada de uno mismo.

El cielo inmóvil tiene su razón, lo sé,
pero la razón que hay en nosotros
existirá aún cuando este cielo
hay sido borrado por el viento y el frío.

Antonio Gamoneda

viernes, 11 de agosto de 2017

VACACIONES



Sí, vacaciones¡¡¡¡ Por finnnnn!!!





Leeré, caminaré... sin prisas, disfrutando del momento.


Tengo varios libros pendientes



 Para la playa y para cuando esté en el pueblo

 Y si no me dejan, me escaparé al tejado


LA TARDE SOBRE LOS TEJADOS
          
                                 (Lentísimo)
LA tarde sobre los tejados
cae
y cae...
Quién le dio para que viniera
alas de ave?
Y este silencio que lo llena
           todo,
desde qué país de astros
           se vino solo?
Y por qué esta brurna
         —plúmula trémula—
beso de lluvia
          —sensitiva—
cayó en silencio —y para siempre—
          sobre mi vida?
Pablo Neruda

miércoles, 9 de agosto de 2017

LA MAESTRA DE LAS FLORES






En medio del prado
hay una Escuela,
adonde van las flores
y las abejas.




Amapolas y lirios,
margaritas pequeñas,
campanillas azules
que, con el aire, suenan;
rosas enanas, rosas
Tulipanes de seda.
En el centro del prado
hay una Escuela
y a ella van las rosas
en Primavera.


En el recreo
cantan las flores
a las ovejas.
 En el recreo
saltan las flores
sobre la hierba.
Y si llueve,
se ponen contentas
y crecen camino
de las estrellas.

En el centro del prado
hay una Escuela,
y una mariquita
es la maestra.

Gloria Fuertes

domingo, 6 de agosto de 2017

LA LLUVIA ANTES DE CAER



"...La vida sólo empieza a tener sentido cuando te das cuente de que a veces (muchas veces, casi siempre) dos ideas totalmente contradictorias pueden ser ciertas."



"Dicen que un instante y la eternidad se confunden cuando experimentas una emoción intensa."




Un libro muy recomendable 

jueves, 3 de agosto de 2017

ME REGALO LA LUNA





NOCTURNO DEL MAR MENOR
Luna llena de agosto
sobre las aguas.
Intimidad de entonces,
mar de mi infancia.
Absorto, miro.
A los ojos del hombre
se asoma un niño.

Eloy Sánchez Rosillo






COMO ESA LUNA

Misterio,
luna sobre un mar nocturno.
Eterno suspiro de  bruma,
llorado sobre una dalia.
Acaso sea eso,
suspirar, llorar,
dejar que todo suceda.
Y sin más,
como esa luna,
iluminar lo oscuro con su brillo.
Verónica Calvo
  



Pétalos de nívea luz...

La noche 

abraza su corola de novia

con mano silente

de fecundo enigma.

Es la vida

con su tul de sombras

entre perlas de nácar...

dormidas.



Luján 2012


ROSA DE BESOS

Rosa de besos.
Besos de luna.
Luna de ilusión.
Deseo y embeleso.
Arrebato y seducción.
Latidos del tiempo.
Pétalos que tiemblan.
Tu tallo un verso.
El poema una flor.
 
 
 

 
Cada verso un beso.
Cada beso de corazón.
Una mirada de rojo aroma.
Una piel anhelada.
Unos labios de pasión.
Luce tu flor
como luna incendiada
en la noche
de los poetas rotos
y el poema enamorado
cada vez que te sueña
silba entre suspiros
una hermosa canción de amor.
 
Toro Salvaje




CASI CIEGO

Tengo mil madrugadas
derramándose en mis ojos
una luna en la mirada
que rescatar no puedo
una campana de tinieblas
repicando en silencio
y un jardín de sombras
donde paseo casi ciego.

Toro Salvaje 



 LA LUNA

Tú eres como una bola de fuego
siendo de color de plata.
Tú nos recuerdas a los egos
que a veces nos asaltan
en nuestros más profundos recuerdos.
Tú eres la protagonista de mis sueños,
la que me guía cuando duermo.
Tú eres más preciosa que ninguna,
yo velo por ti,  mi Luna. 

Teresa
  



Ella Fitzgerald Blue Moon